Yoga para mamás y papás

La realidad en la que vivimos hoy día presenta muchos retos para los padres siendo una realidad muy exigente y materialista, diseñado para “hacer y rendir”, con poco tiempo y muchas prisas tal que cada vez es más difícil mantenerse centrados y equilibrados con conexión hacia uno mismo.

Eso se puede plasma en forma de estrés y ansiedad, desvitalización, estados mentales que no favorecen la relajación y el bienestar y en ocasiones también en forma de enfermedad. Puede ser muy difícil mantener la mirada abierta y atenta y seguir con paciencia manteniendo sus valores en alto.

En esta situación es de especial importancia para los padres y madres que tengan una herramienta para volver a centrarse, a relajarse y recargarse de energía para poder seguir con inspiración y paciencia el reto del acompañamiento de sus hijos en su camino de crecimiento.

El yoga nos ayuda a que de ello se hace un camino conjunto, un camino en el cual los padres crezcan y aprendan con los niños y se enriquezcan en esta aventura llamado “crianza” como seres conscientes y responsables capaces de estar en el amor y disfrutar de la vida y sus retos.

Entendemos el aprendizaje como algo que sigue acompañándonos durante toda nuestra vida, un desarrollo y crecimiento que no se limita a la etapa de la infancia.